Casa-Taller Flor Minor

Artista Plástica

“Desde el primer encuentro con la figura humana comprendí que dibujar es un privilegio y que sería muy difícil que en el futuro pudiera tener un divorcio con ella. Hasta la fecha es así, porque la figura humana es un elemento de estudio constante e inalcanzable. Claro que a medida que va pasando el tiempo cambian los objetivos: ahora no me interesa dominarla en el sentido de representarla tal cual, porque para eso está la fotografía, sino de encontrar en ella un diálogo acerca del hombre, incluso me interesa mucho más su energía que el cuerpo. Hay un enamoramiento en cuestión de la búsqueda de la anatomía, del dominio de la proporción, pero también hay un desapego consciente porque me interesa más la expresión”.